Superindustria propone nuevo escenario en la subasta 4G

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    Artículo Portafolio.com

    Plantea reservar una porción de espectro para los entrantes y darles a los actuales operadores bloques inversamente proporcionales a su tamaño.

    Una propuesta del superintendente saliente de Industria y Comercio, José Miguel De la Calle, ha pasado desapercibida en medio de los acalorados debates realizados a la subasta de espectro, que entregará nuevas licencias de comunicaciones móviles.

    Se trata de un séptimo escenario para la puja, que, según los análisis del órgano de control, resultaría más viable para reducir la concentración y las asimetrías existentes en ese mercado.

    La discusión sobre la subasta de espectro para prestar servicios de Internet móvil de alta velocidad se centró –desde que el Gobierno presentó el último borrador– en seis escenarios planteados por el Ministerio de las TIC y algunos interesados, en los que se proponen distintos parámetros para entregar los bloques de espectro radioeléctrico, como reservar una porción exclusiva para facilitar la entrada de un nuevo operador; hacerla abierta para todos y así recibir más recursos, o retirar al competidor más poderoso para evitar que se traslade su control en la voz móvil a otros servicios.

    Si embargo, en un informe de la Superindustria, dichos “mecanismos propuestos resultan insuficientes para generar un cambio estructural en el mercado” e incluso, “podrían agudizar el nivel de concentración en el sector”.

    Punto en el que se han centrado las críticas a la subasta pues senadores, alcaldes y empresas han solicitado mayores controles sobre el mercado para evitar lo que han llamado un “cuasimonopolio”, en manos de la compañía Claro, en cuya red se genera  el 80 por ciento del tráfico.

    Al encontrar que los mecanismos propuestos no mitigan el riesgo de un mercado altamente concentrado o son inviables, De la Calle dijo que pusieron “sobre la mesa, para la consideración del ministerio, una séptima hipótesis que consiste en no excluir del todo a Claro como líder del mercado, pero sí hacer un escalonamiento a la inversa, es decir, darle una parte de espectro reservado a los entrantes; dejar una porción para los actuales incumbentes (Claro Movistar y Tigo), pero asignarles inversamente en la proporción que tienen en el mercado, lo que significa que al que tiene menos le dan más y al que tiene más le dan menos”.

    “Ese ejercicio resultó interesante porque muestra como en 10 años el indicador de concentración –utilizado para medir el mercado– pasa de 4.500 a 3.800 aunque el ideal es de 2.500.

    No parece muy fuerte la caída pero igual decrece, en cambio en los demás escenarios el indicador aumenta”, aseguró el superintendente.

    Esto significa que los más grandes recibirían una cantidad menor de espectro a la planteada, que es de 30 megahercios (15 de subida y 15 de bajada de información).

    Por su parte, el presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), Julián Cardona, señaló que para montar un verdadero Internet de alta velocidad lo preferible es usar los  30 megahercios o de lo contrario el servicio sería menos y aseguró que no es justo entregarle más espectro a compañías como Tigo y Movistar, que tienen el mismo que Claro en la actualidad y no han hecho las mismas inversiones que su competidor.

    Sin embargo, dijo que apoya la reserva para que entre nueva competencia.

    Felipe Castro Cervantes

    Redactor de EL TIEMPO

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com