No tiene nada de malo que haya ricos…

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    Las fortunas que nacen de las distorsiones del mercado -más cuando esas condiciones son fruto de manipulaciones–, no generan riqueza para aumentar el patrimonio colectivo. Tal sucede cuando se cae en las ‘posiciones dominantes’. El caso Claro (el sistema de telefonía móvil) es uno como tantos otros, pero sirve como ilustración. Teniendo cautivo 65% del mercado y la palanca financiera para superar a cualquier competidor, con seguridad ganaría en una licitación abierta en la cual se adjudique la banda 4G; el mayor precio que ofreciera lo recogería de los precios que traslada a los clientes y a los menores costos en la calidad de la inversión. Por ninguna parte se produciría generación de riqueza o valor agregado para el país o la población y solo se darían más utilidades para el operador y menos capacidad de defensa para los usuarios.

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com