Junio, el mes de la subasta 4G

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    El Gobierno puso punto final a una espera de un año al aprobar las reglas que regirán el proceso. Entre los interesados sobresalen Avantel, Directv, Azteca y Korea Telecom.

    Hace un año el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se propuso cambiarle la cara a la telefonía móvil. Se trataba de un mercado dominado por un solo operador (Claro, entonces llamado Comcel), que con más del 60% de los usuarios del país y unas prácticas de precios que, al hacer más caras las llamadas a los competidores, obligaban a los usuarios a convertirse en sus clientes.

    Su propuesta, entonces, sonaba una auténtica utopía: subastar 225 megahertz (MHz) de espectro radioeléctrico con el objetivo de masificar la tecnología LTE (llamada también 4G, que ofrece una mayor velocidad de navegación de internet y un menor tiempo de descarga de contenidos), garantizar un mejor servicio y atraer nuevos operadores al ofrecer segmentos exclusivos para ellos.

    Una idea que, tras ser sometida a fuertes críticas por parte de la industria y los posibles interesados, así como al control político del Congreso, finalmente se consolidó ayer por medio de la resolución 499 del 11 de marzo de 2013, por la cual se fijan las reglas con las que se realizará la subasta de espectro el próximo 26 de junio.

    Ese día se conocerá si las 14 firmas interesadas en adquirir uno de los múltiples segmentos (ver gráfico) presentarán su propuesta en sobre cerrado. “El precio base, comparado con otros procesos en América Latina, está costoso; sin embargo, se encuentran dentro del rango de los internacionales que no tendrán un impacto profundo en las finanzas de los entrantes con buen músculo financiero”, comenta Sunny Dogra, director ejecutivo de la firma Rawlings Consultants.

    Y antes de que se conozca el nombre de los afortunados que pujarán por la mayor cantidad de espectro que se ha ofertado en la historia de Colombia, en esta primera fase hay un claro ganador: Jorge Palacio, presidente de la firma Avantel, quien, a pesar de mantener hoy en día una cuota de mercado inferior a 1%, fue el gran culpable de que el Gobierno respetara los segmentos reservados para nuevos operadores.

    “Aquí ganaron 46 millones de colombianos. Diego Molano, el ministro TIC, y el Gobierno sacaron adelante las condiciones que más le beneficiaban al país para maximizar el bienestar social”, señaló Palacio, quien también confirmó la presencia de su compañía en la ceremonia.

    Su compañía, junto a Directv, son los grandes opcionados a triunfar en una subasta con la que el Gobierno espera ingresar al menos $450.000 millones. Además de los tres grandes operadores (Claro —participará con restricciones—, Movistar y Tigo), existe el interés de grandes nombres internacionales como el chileno Entel o la mexicana Azteca. Y de un jugador asiático, que en el pasado ha tanteado el terreno: Korea Telecom.

    “Hace un par de años estuvo interesado en convertirse en socio estratégico de ETB, de modo que es posible que, si las condiciones de la subasta son lo suficientemente atractivas para otros operadores además del dominante en el mercado, decida participar”, comenta Gina Sánchez, analista de la firma Frost & Sullivan.

    Click aquí para ver la noticia desde su fuente : El Espectador.com

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com