Gobierno restringe el uso de bloqueadores de señal de celular

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    Comprarlos o venderlos no es delito, pero usarlos sin autorización, sí. Resolución los regula.

    Si bien la comercialización de los inhibidores y amplificadores de señales de telefonía celular no está prohibida, el Gobierno regulará su uso porque algunos lo están haciendo de manera ilegal y están afectando la calidad de las comunicaciones móviles.

    La facilidad con que se compran ha hecho que se usen indiscriminadamente. El problema es que utilizarlos sin el debido permiso del Ministerio de las TIC es un delito que acarrea sanciones hasta por 2.000 salarios mínimos (alrededor de 118’000.000 de pesos), pero según estudios del propio Ejecutivo, esto no lo sabe la ciudadanía.

    EL TIEMPO conoció la Resolución 2774 del 16 de agosto del 2013, en la que se establecen los mecanismos legales para emplear los inhibidores y amplificadores de señal de manera legal, pero dejando en claro que solo el Ministerio de las TIC podrá autorizar a quienes los usen, los lugares y tiempos.

    Solo las autoridades judiciales, por razones de seguridad nacional, están exentas de estos permisos. Pero incluso el Inpec debe solicitar la autorización para instalar estos bloqueadores de señal en las cárceles para combatir la delincuencia.

    La situación generó alerta en el Ejecutivo porque un ciudadano puede adquirir este tipo de aparatos por 400.000 pesos, incluso por Internet, y usarlos sin restricción alguna en sus viviendas.

    Esto perjudica la calidad de la señal celular de sus vecinos, ya que el de menos potencia puede cubrir hasta una cuadra. De hecho, en solo el último mes, han incautado 9 bloqueadores y 5 amplificadores que se usaban ilegalmente.

    El comprar o vender un bloqueador o un amplificador de señal no es ilegal, pero cuando la persona lo activa sí está cometiendo un delito. La razón es que el espectro radioeléctrico (recurso limitado y controlado por el Estado) está concesionado a las compañías de comunicaciones que pagan millonarias sumas por su uso, lo que hace que la acción de un inhibidor invada un espacio técnicamente privado.

    Óscar León, director de la Agencia Nacional del Espectro (ANE), aseguró que las autoridades han detectado el uso ilegal de los inhibidores y amplificadores en universidades, iglesias, clubes sociales, bancos y hasta en peluquerías que, por desconocimiento, están incurriendo en un delito.

    El Gobierno identificó que los inhibidores de señal son más usados por el ciudadano de a pie que por grupos ilegales o delincuenciales, lo que hacía urgente la reglamentación.

    Instalarían más antenas

    La deficiente calidad en el servicio de la telefonía celular, del que se ha quejado hasta el presidente Juan Manuel Santos, llevó al Gobierno a plantearse un proyecto de ley para instalar más antenas, que amplíen la cobertura.

    Algunas autoridades municipales se oponen a esto, pero el Gobierno espera sacar adelante el proyecto.

    Fuente: El Tiempo

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com