El trancón de las antenas que puede frenar la telefonía 4G

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    Artículo La Silla Vacía

    Mientras en el Congreso y en los medios se discute por la subasta para la telefonía 4G, hay un gran cuello de botella de los celulares que pasa desapercibido: las dificultades para poner antenas en las zonas urbanas. Si se resuelve ese lío es difícil que la calidad del servicio mejore aunque haya una nueva tecnología.

    Y es que uno de los debates alrededor de la subasta es la calidad del servicio, argumento que se ha usado usar para criticar a los operadores actuales (especialmente a Claro) o para recordar que no se le puede dar espectro a cualquiera, porque exige inversiones muy altas. Pero esa tecnología necesita antenas a distancias relativamente cortas y concentradas en los lugares en los que se usen los celulares.

    El problema es que los municipios y distritos, que a través de los Planes de Ordenamiento Territorial definen dónde se pueden instalar las antenas, qué restricciones tienen (siguiendo en parte las normas nacionales y lajurisprudencia de la Corte Constitucional) y si hay que hacer trámites además de pedir la licencia de construcción y los permisos del Ministerio, han ido limitando la cantidad de antenas.

    Eso puede estar justificado con argumentos urbanísticos, arquitectónicos y de salud, pero afecta la calidad del servicio y la posibilidad de aprovechar la tecnología 4G. Lo difícil es sopesar esas dos preocupaciones y en encontrar el justo medio entre el acceso a las telecomunicaciones y proteger el urbanismo, el medio ambiente y la salud.

    El representante a la Cámara de La U por La Guajira, Alfredo Deluque, ha presentado dos veces un proyecto de ley para que las emrpeas celulares presenten públicamente una medición de las emisiones de las antenas, lo que le daría más transparencia al debate y daría más herramientas para regular sobre la base de emisiones y no de distancias estándar, pero hasta ahora no se ha debatido.

    Un caso extremo es Montería, donde se aprobó un acuerdo que obliga a remover las antenas ubicadas en zonas residenciales, que corresponden a un 70 por ciento del casco urbano. Pero hay más casos: Asomóvil, el gremio de los operadores, tiene una lista de 49 municipios donde, a su juicio, hay “restricciones críticas”. Y el problema sigue creciendo a medida que usamos más los celulares y el internet móvil.

    La Silla Vacía revisó el caso de algunas ciudades con más de 100 mil habitantes, y encontró fuertes restricciones en 13 de ellas, que pueden afectar a uno de cada cuatro colombianos.

    Municipio o Distrito

    Restricciones

    Habitantes

    (en las cabeceras, según el DANE)

    Bucaramanga

    Está prohibido poner antenas en más de la mitad del suelo urbano. El POT exige tal distancia de las antenas frente a los hogares y centros médicos, que no al final no se pueden instalar en la mitad de la ciudad. También impone una distancia mínima de  250 metros entre antenas, y que los vecinos las aprueben, lo que muchas veces es muy complicado.

    519.516

    Barranquilla

    Hay problemas para instalar antenas en casi toda la ciduad. Deben estar en predios de por lo menos 600 metros cuadrados,, que son escasos y que no pueden quedar frente a plazas, parques o vías arterias (a menos de que estén sobre edificios de más de tres pisos). Deben estar a más de 300 metros de escuelas, clínicas y hospitales, 60 metros de la vivienda más cercana y 15 metros de otras edificaciones y a 800 metros entre sí, a pesar de que técnicamente deban estar más cerca.

    1.196.638

    Pasto

    Si el POT se aplicara estrictamente, toda la ciudad podría terminar sin antenas ni servicio celular. Las antenas deben estar en lotes de mínimo 200 metros cuadrados, no se pueden poner  en suelos de equipamiento social (un 10 por ciento del área urbana), en áreas de amenaza y riesgo (y casi toda la ciudad está en una zona de amenaza media por el volcán Galeras) ni en centros poblados.

    349.379

    Valledupar

    Hay varias restricciones que hacen casi imposible conseguir dónde instalar las antenas. Deben estar en predios de por lo menos 600 metros cuadrados que no estén ubicados sobre vías principales, que son escasos, y ubicarse a mínimo 20 metros del límite de la manzana y a 15 metros de cualquier edificación. Además requieren de un concepto previo de la Aerocivil y de Corpocesar.

    359.700

    Montería

    El problema es tan grave que hay un debate en la ciudad para hacer menos estrictas estas limitaciones, que podrían dejar a Montería sin servicio celular. Las antenas están prohibidas en zonas residenciales y a menos de 300 metros de instituciones educativas, hospitales. Además, los lotes para instalarlas deben tener mínimo 300 metros cuadrados (media manzana), que no son tan frecuentes.

    324.711

    Cartagena

    Las restricciones son muy grandes en el centro y las zoans más pobladas, porque el POT no permite instalar antenas en las zonas residenciales ni en el Cerro de La Popa.

    923.418

    Neiva

    Según Asomóvil, actualmente no se consiguen licencias porque se está revisando el POT. En el POT actual se exige que estén a por los menos 250 de hospitales, centros geriátricos y centros educativos.

    315.952

    Quibdó

    El acuerdo 16 de 2009 prohíbe su localización en zonas residenciales, lo que afecta la señal en más de la mitad del casco urbano principal.

    106.114

    Soledad

    El procedimiento está definido por un decreto que no pudimos conseguir. Según Asomóvil en la práctica los funcionarios deciden libremente si se puede o no colocar una antena nueva.

    565.957

    Ipiales

    No se permiten en zonas residenciales (que suman el 28 por ciento del municipio), lo que afecta la calidad del servicio en los barrios.

    91.071

    Itagüí

    Tanto para lo zona urbana como para la rural se exige separación mínima de 500 metros entre antenas y una distancia de 150 metros frente a viviendas, centros educativos, hospitalarios, geriátricos y similares. Además hay que pedirle un permiso especial de la Aerocivil.

    236.515

    Cali

    Solo se pueden instalar en corredores viales (avenidas), lo que afecta la calidad de la señal dentro de los barrios.

    2.258.017

    Ibagué

    Las antenas deben estar a 300 metros de escuelas, hospitales, cárceles y similares. Aunque la calidad no se ve tan afectada como en otras ciudades, sí impacta, especialmente la educación.

    507.366

    Bogotá

    Las antenas deben estar a por lo menos 200 metros de  centros educativos, centros geriátricos y centros de servicios médicos y, en zonas residenciales, a por lo menos 250 metros entre sí.

    7.155.345

     

     

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com