Análisis/Calidad, portabilidad, y los tres años de Santos

¡Te invitamos a compartir este artículo!

    El Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC), la Agencia Nacional del Espectro y la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) han iniciado una campaña acerca de la realidad de la radiación emitida por las antenas de celulares.

    Hay que destinar más recursos a esa campaña en todos los municipios del país. Creo que deben intensificarla. Muchos de los problemas de calidad tienen que ver con las restricciones que colocan las alcaldías para instalar antenas. Hay que educar más en ese tema. La campaña debe salir de los foros y ser más mediática, hay que enseñarle a la gente que hace más daño un alimento cocinado en un microondas, y una secadora eléctrica de cabello.

    Hace no mucho, el presidente Santos armó una alharaca diciendo que había que meter en cintura a los operadores móviles por los problemas de calidad en las llamadas. El pasado jueves 15 de agosto ‘tuitió’: “Llamadas por celular entre el Palacio y el aereopuerto (sic) se caen sistemáticamente como mínimo 3 veces. Ministro, se podrá hacer algo?”. Dicho tuit tuvo 808 réplicas o retuits y un gran número de comentarios.

    Volvió el Presidente a omitir cuál es su operador. El punto no es cuál es el operador del presidente, sino la razón por la cual los colombianos tenemos que padecer la desesperante caída de llamadas. Sin embargo, la sorpresa que me he llevado es que no es un problema exclusivo de Colombia. Los inconvenientes de calidad en las llamadas de voz en los móviles es hoy un problema de todo el mundo. El crecimiento exponencial de la movilidad en Internet y la falta de espectro, han hecho que haya ese tipo de problemas en todas partes. La caída de llamadas y la señal de datos fue el pan de cada día en las pasadas Olimpiadas en Londres. Problemas que se deben resolver con el 4G, que soluciona el tráfico de datos y descongestiona la señal de voz. Pero aquí el MinTIC retrasó dos años la subasta del 4G y, algo inaudito, introdujeron una cláusula restrictiva para el operador con el mayor número de usuarios en Colombia.

    En una columna pasada mencionábamos que Colombia es uno de los países con menor índice de espectro por habitante. Con una penetración del 104 por ciento en móviles es imposible que no se caigan las llamadas. Se necesita más espectro y más antenas.

    Los operadores requieren mayores facilidades tributarias y de inversión, y estabilidad jurídica. No es fácil hacer cuantiosas inversiones con el cambio de reglas de juego que implica el informe de la Contraloría y un fallo de la Corte Constitucional, que hablan de devolución de la infraestructura de redes.

    El Informe de Portabilidad Numérica publicado recientemente por la CRC, demostró que la gente se mueve hacia donde le ofrezcan más. ¿Por qué se ha ganado Claro más portaciones? Porque llega a donde ninguno de sus competidores lo hace. Ni siquiera el ‘socio estatal’ que tenía (tiene) la obligación contractual de llevar telecomunicaciones a los pueblos en los que antes un teléfono de Telecom acercaba a los colombianos con el planeta.

    Hay municipios y corregimientos de Colombia en donde la única manera que tienen de comunicarse hoy con el mundo es través de un celular, y averigüen quién es el que más antenas tiene y en lugares en donde no es fácil recuperar la inversión. Instalar una antena puede costar entre 1.500 y $2.000 millones de pesos. Esa es una enorme labor social que ha adelantado Claro, y nadie se la reconoce.

    Por otro lado, voy a citar al presidente Santos, en declaraciones con motivo de sus 3 años de Gobierno: “…también destaco la conexión de fibra óptica y banda ancha, con la que vamos a dejar conectado todo el país. Todos los municipios conectados, para que todo el mundo, sobre todo las clases más necesitadas, tengan acceso a la tecnología…”.

    Parece que el Presidente no me lee y nadie de su círculo cercano le dice la verdad. Si hubieran leído mi columna del 15 de julio pasado, habrían asesorado al ocupante del solio de Bolívar, diciéndole que la fibra óptica está llegando, pero no la banda ancha, y que hace falta que se den unas condiciones para que todos los operadores de telecomunicaciones puedan tener la posibilidad de usar dicha fibra y comenzar a brindar servicios en los pueblos donde ya está llegando TV Azteca. ¿Por qué Telefónica, que tiene tanta infraestructura, heredada de Telecom, no ha pedido que le permitan comenzar a hacer uso de dicha fibra?

    El Presidente prefiere ver y mostrar el vaso medio lleno de las cifras que le da el Ministro de las TIC. Yo estoy en el deber de ver el vaso medio vacío.

    Fuente: Portafolio

    ¡Te invitamos a compartir este artículo!

      Dejar un comentario


      *

      Newsletter Powered By : XYZScripts.com